Si tan sólo se hubiera llamado “Enmanuel”

Click para ver imagen completaTristeza. Es lo único que se puede sentir ante sucesos desafortunados, como que una criatura de 2 añitos muera de inanición, en un país petrolero con el barril a casi $100. Multipliquen por (supuestamente) al menos 2 millones y medio de barriles diarios y saquen la cuenta.

Cuánto dinero era necesario para salvarle la vida?
Con certeza, una milésima de lo que iba en el maletín de Antonini Wilson, de los regalos a Evo, de lo que se gasta en franelas rojas o sin ir muy lejos, lo que cuesta cada programa "Aló Presidente". Seguramente menos incluso, que lo que cuesta una corbata Louis Vuitton o unos zapatos Gucci. Sin embargo murió de mengua, esperando una ayuda que nunca llegó, porque una cosa es socialismo y otra populismo.
Y lamentablemente pareciera que salvar niños en Buena Vista (Edo. Lara) no produce tanta cobertura televisiva como (intentar) salvar niños en el hermano país.

Si el niño, que ahora debe jugar en el reino de los cielos y no en la tierra con sus amiguitos, se hubiera llamado "Enmanuel", tal vez otro gallo cantaría. Paz a sus restos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *