No más instalaciones a pulmón

Normalmente es muy fácil instalar aplicaciones usando el gestor de paquetes de Ubuntu (apt-get), sin embargo algunas veces debemos descargar el código fuente de una aplicación y compilarlo para nuestra propia arquitectura, lo cual se puede volver un proceso engorroso si no tenemos instaladas ya las dependencias de dicha aplicación.

Para simplificar dicho proceso y hacer que se instalen automáticamente todas las dependencias que nos hagan falta, existe una solución llamada auto-apt que hará que nos olvidemos de las benditas dependencias y nos concentremos en tomarnos un buen café mientras se instala la aplicación (si es que nos da tiempo, jejeje).

Primero instalamos el auto-apt

sudo apt-get install auto-apt

Luego de instalarlo, podemos ejecutar el script de configuración (.configure) usando auto-apt, de esta forma, si falta una dependencia, auto-apt la buscará e instalará automáticamente. Para ello, debemos teclear en la cónsola:

sudo auto-apt run ./configure

Y listo!

Recomendación: auto-apt depende de cuan actualizadas esten sus bases de datos, por lo cual debemos teclear cada cierto tiempo  los siguientes comandos:

sudo auto-apt update
sudo auto-apt updatedb
sudo auto-apt update-local

También se puede crear un shellscript con dichas instrucciones y programar que se ejecute automáticamente cada vez que arranca el PC, pero eso lo dejo para un próximo capítulo..

 

0 comments Add yours

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *